" />

Dos hermanos y la madre del cabo primero que murió tras ser baleado en un campo de Santa Elena, aportarán pruebas y realizarán una presentación para que "se investigue por qué el dueño del campo retuvo los teléfonos de Martín cuatro meses, y por qué la fiscalía no lo investigó", anticiparon a La Sexta. Por el hecho condenaron a cuatro cazadores, uno a 20 años de prisión.

 

Por: Elías Moreira Aliendro

 

Sebastián López, hermano del policía Martín López que murió el 3 de marzo de 2018 en el Hospital San Martín de Paraná tras haber sido baleado en Santa Elena la noche del 8 de febrero, informó que realizará una presentación en la Fiscalía de La Paz junto a su hermano Walter y a su madre, "para que se investigue por qué el dueño del campo se quedó con los teléfonos durante cuatro meses".

"Este empresario no los entregó a la familia, no los entregó a la Policía y sí los entregó en fiscalía cuando nosotros lo denunciamos públicamente", manifestó ante La Sexta.

Para la presentación judicial, que se concretaría a inicios de la semana que viene, los familiares del fallecido contarán con el patrocinio de Ernesto Figun, el mismo abogado que los representó como querellante en la causa por el asesinato del policía López, por la que acordaron 20 años de prisión para Damián Exequiel Barrios y a dos años y cuatro meses y tres años de prisión condicional a Miguel Ángel Benso y a Milton Carlos Pascuali y José Rodrigo Medina, respectivamente.

"Vamos a volver a la Justicia para que se investigue y nos expliquen qué fue lo que sucedió. Tenemos la presentación casi terminada y vamos a presentar pruebas acerca de cuál sería la causa por la que este empresario pudo haberse quedado los teléfonos", indicó Sebastián López, quien fue amenazado mediante un mensaje mafioso que decía "Cortala", palabra que estaba acompañada de una bala.

Y añadió: "Por supuesto que también vamos a denunciar el apoyo o encubrimiento que tuvo esta situación por parte del Estado, porque la institución policial estaba sabiendo que él tenía los teléfonos desde que los fuimos a buscar, a los cinco días de que mi hermano falleció, y este hombre no nos lo quiso dar".

"No queremos que esto quede impune", remarcó el hermano del policía asesinado. "Hicieron el juicio abreviado sobre Barrios y los otros chicos, y de eso no tenemos nada que decir, pero sobre esto otro nadie dijo nada, a este hombre ni lo procesaron o todos se quedaron calladitos la boca", concluyó.